Documentos

martes, 14 de febrero de 2012

Métodos de Análisis Crítico


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD NACIONAL DE LOS LLANOS OCCIDENTALES
“EZEQUIEL ZAMORA” – UNELLEZ SOSA





MÉTODOS DE ANÁLISIS CRÍTICO




DOCENTE                                                                                                BACHILLERES
MASIRY MUJICA                                                                                      ANYELA VALERO
BICKI RAMÍREZ
BILHA MONZÓN
DELIA SÁNCHEZ
DOMINGO RAMÍREZ
JESSICA ARAUJO

4TO SEMESTRE, EDUCACIÓN: CASTELLANO Y LITERATURA

CIUDAD DE NUTRIAS, ENERO DE 2011

INTRODUCCIÓN

Los orígenes de esta materia de estudio son tan antiguos como la misma literatura, autores de la Antigüedad Clásica como Platón o Aristóteles (Poética) son ejemplos de ello. En la Poética el primer libro tiene como misión central la elaboración de un sistema de principios, conceptos generales, modelos, metalenguaje científico, que sienta las bases de una disciplina nueva, que tiene como objeto de estudio los textos literarios y su valor como tales.
Ha sufrido una serie de avatares, la Poetría para los estudiosos del Medievo, Ciencia de la Literatura, Crítica literaria...
Obedece a más de las veces a diferentes perspectivas de enfoque sobre el objeto de estudio.

BOSQUEJO HISTÓRICO DE LA CRÍTICA LITERARIA EN CUANTO A DISCIPLINA

Antigüedad grecolatina

El padre de los estudios literarios es Aristóteles. Elabora la primera teoría de los géneros. Habla de la epopeya y el drama, tragedia y comedia. Aristóteles escribe un tratado llamado Retórica consistente en un estudio de las leyes, modos y fórmulas de la materia lingüística que conforma el contenido de un discurso, el arte poética reflexiona sobre las condiciones formales que definen los textos literarios.
Horacio en Epístola a los Pisones argumenta a favor de los principios de la armonía entre parejas opositivas ingenium / ars, res / verba, docere / delectare.
También define el decoro poético. Para Horacio hay tres formas de entender el hecho estético:
ü  Modo deseable, equilibrio entre los conceptos mencionados.
ü  Concepción didáctica y racionalista (ars, docere, res). Arte comprometido.
ü  Concepción más lúdica, imaginativa y formalista (ingenium, verba, delectare). El arte por el arte.

Edad Media

Están vigentes los preceptos aristotélicos como verdad casi incuestionable, tampoco hay demasiados teóricos den la literatura. Dos hitos importantes fueron:
ü  Inicios del s. XIII, se difunde el término Poetría (leyes de la retórica en obras en verso).
ü  La revolución de Dante con su De vulgari eloquentia, con una defensa de las lenguas vulgares.



Siglos de Oro

Con el humanismo llega una preocupación analítica por cuantas producciones culturales realice el hombre, la literatura como objeto de reflexión. En 1570 se editan las obras de Aristóteles con los comentarios de Castelvetro.
Los tratadistas españoles más importantes fueron:
ü  López Pinciano, Philosophia antigua poética (1596). Bebe de Aristóteles y los tratadistas italianos (Tasso).
ü  Luis Alfonso de Carballo, Cisne de Apolo (1602). Cuatro diálogos sobre temas como la definición y temática de la poesía, métrica, géneros y estilos. Sigue a Horacio.
ü  Cháscales, Tablas poéticas (1617). Copia tres textos.
Habría que unir los comentarios del Brocense o de Herrera, la teoría de la novela que expone Cervantes desde sus obras, el Arte nuevo de hacer comedias de Lope de Vega (1609), etc.

Siglo XVIII y Neoclasicismo

Se renueva el interés por las poéticas grecolatinas, Boileau, Art Poétique (1674).
El s. XVIII es el siglo del decoro, racionalismo, imitación y equilibrio, etc. Como ejemplo tenemos la Poética de Luzán (1737). Consigue acrecentar en España el concepto clásico de la preceptiva literaria y su práctica.

El siglo XX

En los estertores libertarios proclamados por los artistas románticos, el crédito de los tratados poéticos va perdiendo enjundia, su observancia supone un menoscabo de las potencialidades creadoras. Contra esta depreciación de los valores clasicistas reacciona Paul Valery a finales del s. XIX.
Dos movimientos oscilantes se suceden, la polémica pone en la palestra ciertos problemas teóricos, como son:
ü  Importancia que se debe conceder al proceso creador.
ü  La necesidad de realizar estudios históricos o sincrónicos sobre las obras literarias.
ü  La dualidad del tipo de estudios Intrínsecos (arte por el arte, como el Formalismo ruso o el Estructuralismo) y extrínsecos (relaciones de arte y sociedad (Marxismo y Psicoanálisis).

LA LECTURA CRÍTICA: ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN

La lectura es el primer proceso que emprende el crítico literario. El acto de lectura es una reconstrucción de un universo imaginativo, cuyas coordenadas están, a veces, tan sólo esbozadas en el texto. La lectura es un proceso de construcción, como ya advirtiera Todorov.
Todo texto es leído con referencia a múltiples textos que lo preceden, el acto de lectura no puede ignorar el amplio espacio intertextual en que se inserta todo discurso literario. Obedece a una lógica narrativa, condicionada por premisas como las reglas de los géneros literarios, los sistemas ideológicos y temáticos propios de cada época, etc.
No conduce a una lectura única, sino que más bien, al estar estructurado a partir de una pluralidad de códigos diversamente valorizables, el texto literario, ambiguo por naturaleza, permite múltiples lecturas.
Sin embargo, la crítica literaria establece que tiene al menos dos grandes atributos:
ü  La capacidad de desciframiento. Desvelar sentidos ocultos por la red de relaciones textuales.
ü  Intermediario activo. Reforzar los lazos que unen al sujeto de la enunciación literaria con receptores normalmente enriquecidos en virtud de la comunicación establecida con el sujeto crítico.
Por otra parte, es importante no perder de vista las diversas lecturas en la opción metodológica del crítico.

Análisis

La crítica literaria centra sus esfuerzos en la obtención de resultados satisfactorios a partir del análisis y de la interpretación.
Por análisis se entiende la descomposición de un todo en sus elementos constitutivos. Actitud descriptiva intentando esclarecer después las relaciones que se establecen entre estas distintas partes.
Sin embargo, por más exhaustivo que sea, con el proceso no se completa la valoración crítica. Es necesario un nivel que supere la enumeración y descripción de partes, implica la interpretación.

Interpretación

La investigación de un sentido que hay que atribuir al texto literario tiene en cuenta la posición de posterioridad de que, con relación a la producción del texto, se beneficia su receptor.
De este modo, si el análisis es una operación en cierto sentido sistemática. La interpretación es esencialmente hermenéutica, propone pasar de la mera comprobación de los elementos constitutivos del texto literario y revelar el sentido que esos elementos sustentan (así como el sistema de relaciones establecido entre ellos).
La interpretación se dirige de modo prioritario al descubrimiento de sentidos coherente, y no de todos los sentidos. Ha de tener en cuenta necesariamente la problemática de los géneros y los condicionalismos impuestos por los períodos literarios. Abierta por naturaleza a la penetración e influencia de la subjetividad, la interpretación acaba por manifestarse particularmente apta para permitir la transmisión de la ideología del crítico.
ANÁLISIS LITERARIO INTRÍNSECO

El formalismo ruso

El formalismo adoptó la postura de considerar que el contenido de la obra literaria está relacionado con la forma en la que dicha obra está estructurada. Otros formalistas de principios del s. XX llevaron mucho más lejos este argumento. La literatura es únicamente forma y el contenido es tan sólo efecto de la forma. La obra no es sino esta organización formal.
Hacia 1930 el Formalismo ruso sufre una diáspora cultural, nace el Círculo Lingüístico de Praga (Román Jakobson).
Afirman que la literatura no se puede encontrar ni en la persona del poeta, ni en la vivencia plasmada, ni en las categorías de una Estética especulativa. En primer lugar, por ser la más próxima, intentan detectar las diferencias entre lenguaje poético y cotidiano.
El lenguaje literario utiliza el lenguaje connotativamente para dar origen a significados secundarios y en el cual se centra la forma. La literatura cambia el lenguaje ordinario trabajándolo de tal forma que las palabras atraen la atención hacia sí mismas. Sostenían que la evolución de nuevas formas literarias cambia el contenido de las obras.
Se interesan también por definir y describir las cualidades específicas y características de cada género y discurso. Por ejemplo: Uso del ritmo y la repetición de sonidos en la poesía.
Shklovsky señala la cualidad de divergencia: el lenguaje literario supondría una recreación y deformación de lo real que se traduciría en el plano lingüístico por la separación de la norma común, punto de vista aceptado por la Estilística.
La preocupación del formalismo ruso por la sincronía frente a la historia y por la forma lingüística frente a los datos externos biográficos, sociológicos, etc. le han valido críticas de sus adversarios sobre un presunto aislacionismo. Trinianov replica que la correlación de un elemento se produce respecto a dos funciones:
ü  Función autónoma: Elementos similares que integran otra obra (sistema/s de otras series culturales).
ü  Función síntoma: Restantes elementos que completan el sistema de la obra literaria a la que él mismo pertenece.

El New Criticism

Los nuevos críticos americanos, no ese preocupan de la descripción científica de las formas literarias. Haciendo lecturas detalladas de obras concretas.
Las grandes obras se caracterizan por una unidad orgánica de forma y contenido. El lenguaje literario posee capacidades connotativas alejadas del lenguaje común.
Advierten de la falacia intencional y afectiva, atender al impacto emocional del texto sobre el lector de forma exclusiva.
La crítica literaria ha de reclamar su autonomía de otras disciplinas tales como la historiografía, el psicoanálisis, etc. Entre los autores más destacados están R. Welleck y A. Warren.

El método sistémico

Hjemslev propone una nueva disciplina que se ocuparía del estudio de la lengua literaria como hecho específico, centrándose exclusivamente en el texto. El problema es que no pueden obviarse las implicaciones psicológicas, culturales, sociológicas,... la relatividad histórico-social.
La crítica francesa recoge el legado del formalismo ruso. El artista es, ante todo, un productor de objetos más que un productor de significaciones. El discurso poético tiene así dos características básicas: Su unicidad y carácter connotativo. Por ejemplo:
ü  Martinet y Roland Barthes: Las connotaciones son el conjunto de lo que un decurso lingüístico evoca, sugiere o implica para cada hablante particular.
Los géneros como architextos en relación a los discursos u obras particulares que constituyen ejemplos suyos, contienen de algún modo los rasgos comunes (rasgos architextuales).

La Estilística idealista

Karl Vossler en Positivismo e Idealismo en la lingüística (1904) define dos modos de acercamiento a los productos textuales:
ü  El positivismo. Conocimiento exacto de los hechos como finalidad en sí (descripción con explicación).
ü  Idealismo. Busca la relación causal entre los fenómenos.
Posteriormente, Leo Spitzer concibe la estilística como sistemática entre lingüística e historia de la literatura y su misión es indagar en la unicidad de la obra. La esteticidad del texto artístico, así como su contenido en el devenir histórico.
Dámaso Alonso es el más claro ejemplo de estudioso en esta línea. No cree que sea factible elegir racionalmente una única técnica estilística válida para toda obra, sino que para cada poeta, para cada poema, es necesaria una vía de penetración distinta. No consiste en estudiar todos los elementos del poema, sino en efectuar en ellos una selección. Sólo realizable mediante la intuición, creadora del autor y actualizadora del lector.
El significante incluye el sonido (aspecto físico) y su imagen acústica (aspecto psíquico).

Análisis estructuralista

A partir del Curso de Lingüística General de Ferdinand de Saussure.
Se afirmaba que la literatura consta de un nivel evidente y otro latente. Éste está compuesto por un vocabulario de términos admisibles (por ejemplo, nombres o verbos) y de unas reglas que seleccionan y combinan dichos términos para hacer posible el lenguaje literario.

ANÁLISIS LITERARIO EXTRÍNSECO

El método sociológico: Planteamiento marxista

Combina una interpretación de las raíces sociales de la literatura, con el sentido de sus ramificaciones políticas, relación entre ideología y literaria.
La crítica literaria marxista adopta dos formas principales:
ü  Situar la literatura en su contexto social, económico e histórico y comprender cómo las ideas se desarrollan en la obra literaria en relación a los ideales y valores que circulaban en la sociedad de su tiempo.
ü  Una crítica de la ideología: Cómo la ideología actúa en la literatura para enmascarar contradicciones sociales, como las existentes entre los diferentes grupos económicos.
Entre los hombres en un modo de producción dado, son las estructuras que prefiguran una superestructura ligada a este modo de producción.
La definición de la literatura como un hecho superestructural más.
La máxima figura de la crítica marxista es Luckács, que ve la literatura como consecuencia de la estructura, esto es como superestructura. El arte refleja directamente las relaciones entre los hombres dentro de un determinado modo de producción, mientras que refleja el mundo de la naturaleza y los objetos sólo a través de las meditaciones de las relaciones humanas. La obra lograda dependerá de que se haya conseguido representar el proceso histórico-social mediante la particularidad, síntesis entre lo individual y lo universal, y no por medio de reflexiones o digresiones.
Su continuador es Goldman, El valor literario de un texto dependería de la eficacia con que se haya sabido captar una estructura ideológica posible en un momento dado.
Tres posturas fundamentales ante el hecho literario:
ü  Los extremistas niegan la utilidad de toda literatura.
ü  La línea lukasiana, con la utilidad del realismo-socialismo.
ü  Los que opinan que el mundo real hay que negarlo en la creación literaria.

El método psicológico: literatura y psiquiatría

Los estudios psicoanalíticos presentan repetidamente de forma sesgada cómo la mente expresa los sentimientos. Los procesos mentales en la literatura deberían fijarse en el inconsciente y los instintos o en la familia, la historia personal y el hábitat social que moldea al yo; a través de imágenes o descripciones que evocan cuestiones psicológicas, el principio del lenguaje, etc.

Freud:

Afirma que la mente tiene dos componentes, el consciente y el inconsciente.
El artista es un hombre que se aparta de la realidad, porque no puede transigir con el imperativo de renunciar a la satisfacción instintiva, en la vida de la fantasía, da rienda suelta a sus deseos.

Jung

Formación cultural más ecléctica y variada, subraya la autonomía de la obra de arte en relación con su creador, pero resulta ser dependiente cuando se considera la producción artística en su conexión con el inconsciente colectivo.
Constituye una condición o fundamento de la psique misma, existente universalmente e idéntica en cada lugar a través de los arquetipos.
El símbolo:
ü  Para Freud es algo que se esconde, lo considera una creación personal y del inconsciente individual.
ü  Para Jung es algo que se manifiesta, relacionado con el inconsciente colectivo.
El símbolo abraza en unidad los polos extremos que de otra forma serían irreconciliables.
Lacan

La “fase del espejo”, Aparición entre los seis y dieciocho meses, la capacidad del niño para reconocer su propia imagen en el espejo. El lenguaje y los elementos simbólicos (culturales) se hacen fundamentales, mientras que anteriormente se daba por sentado que la base de la subjetividad humana la componían los factores biológicos.
No se habla de desciframiento en sentido psicoanalítico de la obra artística, sino que se pretende aclarar las condiciones generales que permiten el desarrollo de algunas experiencias culturales y artísticas literarias, colocadas en la escena de lo imaginario. Así por ejemplo, se esbozan teorías encaminadas a una definición de la dinámica entre Psique y Cultura.

MOVIMIENTOS POSTESTRUCTURALISTAS

El análisis textual semiológico

Roland Barthes establece las raíces de lo que hoy se conoce como semiótica literaria. El texto estructural está formado por signos y lo primero que se ofrece a la contemplación del crítico son esos signos y sus relaciones: signo-signo (sintáctica), signo-objeto (semántica) y signo-sujetos (pragmática).
El análisis semiótico desvela e interpreta una relación dinámica entre mensaje producido y código. En su método:
ü  La primera operación parte de una actitud descriptiva: La detención de marcas textuales, se trata del establecimiento de una jerarquización de los códigos que estructuran el mensaje analizado (género y período).
ü  La explicación de la elección de esos determinados códigos previamente identificados.
ü  Relacionar esa elección con el momento histórico de gestación de la obra, para comprobar la eficacia semiótica de los códigos instituidos.
ü  La demostración de que la producción literaria está marcada por la reproducción de modelos antiguos o es una vanguardia poco conocida.
El texto literario como palimpsesto, Detección y descripción de los código, sigue el análisis de la vigencia de los códigos como actitud de aceptación o rechazo razonablemente explícito de los que se manifiestan en otros mensajes, literarios o no, anteriores o posteriores.

Deconstrucción

A finales de los años 60, Jacques Derrida utilizó el término deconstrucción en De la grammatologie. Empleó el término para retomar las nociones heideggerianas de la Destruktion y la Abbau.
Atiende a la estructura. Consiste en deshacer, en desmontar algo construido, elaborado, comprobar cómo está hecho algo, se ensamblan o articulan sus piezas, sus estratos constituyentes y fuerzas no controladas que ahí obran.
Kristeva en sus estudios descubrió procesos semióticos relacionados con la identidad subjetiva y deseo inconsciente reprimido.

Feminismo, Teoría de los Géneros, Historicismo, Estudios étnicos

La crítica literaria feminista estudia la literatura producida por mujeres en cuanto a expresión de peculiaridades de la vida y experiencia de la mujer. Así como el dominio de los hombres sobre la mujer a través de la cultura.
Los críticos de género, a partir de Foucault, comenzaron a estudiar los géneros y la sexualidad como instituciones discursivas e históricas, Saca a la luz una tradición oculta de literatura homosexual y dinámicas de género en la literatura tradicional.
A principios de los ochenta en la U. de Berkeley un grupo de jóvenes profesores (Catherine Gallagher, Stephen Greenblatt...) iniciaron el “retorno a la historia”. Concebían la literatura como uno más entre los muchos discursos o sistemas de representación que existen en el intercambio dinámico de un momento histórico específico. Interesados en la reproducción y la disputa del poder social.
La crítica literaria que han tomado como principal objeto de estudio la raza y la etnia, es la crítica étnica. Ayudó a: El reconocimiento de la importancia de las experiencias y literaturas étnicas hasta entonces ignoradas.
Las consideraciones históricas del discurso blanco (“habla universal”, desestimado) desde una perspectiva interracial.

DISTINTAS ACTIVIDADES CRÍTICAS.

La lectura:

Tiene como objetivo un texto particular y su finalidad es encontrar el sistema que lo estructura. Para ello ha de poner en relación cada elemento con los demás, desmontando las diferencias, cambiando el orden aparente del texto, poniendo entre paréntesis ciertas partes del texto, reformulando otras, incluso supliendo ausencias significativas, etc. La lectura parte de dos presupuestos: 
ü  Todo elemento textual es significativo. Con ello se rompe el concepto tradicional de fondo y forma. La lectura ha de escogerlos puntos privilegiados que constitúyanlos nudos del sistema ya que no todas las significaciones son de igual importancia.
ü  No existen barreras entre los diferentes niveles lingüísticos, lo que permite el paso de un nivel a otro y estudiar un mismo procedimiento o figura en diferentes niveles y aún en la obra entera.

La descripción

Parecida a la lectura, pero parte de presupuestos distintos:
ü  No interesa el orden de aparición de los elementos en el texto, ya que la descripción se organiza en forma de diagrama espacial.
ü  Las categorías gramaticales significan en el mismo plano, unas por relación a otras, y no se puede saltar niveles. 

La interpretación

O exégesis intenta descubrir, a través del tejido textual aparente, un segundo texto más auténtico. Ha dominado la tradición occidental desde la E.M. (exégesis alegóricas y teológicas) hasta la hermenéutica contemporánea. Una versión actual de la interpretación es la que considera al texto literario como polivalente, dando lugar a distintas interpretaciones según el contexto crítico o socio­cultural desde el que se interprete. 

La transposición

Es una variedad de la interpretación. Niega carácter autónomo a la obra literaria y la considera manifestación de leyes exteriores referentes a la “psique”, la sociedad o el espíritu humano (proyección biográfica o psicoanalítica, sociológica, filosófica, o antropológica). Puesto que el autor ha realizado una transposición de alguna serie original a la obra, el crítico ha de recorrer el camino inverso, remontándolo al original.

El comentario

Ha surgido por las dificultades de comprensión de ciertos textos;  Intenta aclarar el sentido, y no traducirlo, sin añadir ni omitir nada. Es el ejercicio llamado explicación de textos, muy cultivado en la enseñanza escolar. 

La poética

Frente a las actividades anteriores, que se centran en las obras particulares, la poética intenta buscar las propiedades del discurso literario. La  obra  es  considerada, en esta  perspectiva, como manifestación de un discurso abstracto y su estudio contribuye a  alcanzar una  teoría  de  la  estructura  y funcionamiento  de  la  obra literaria. Por ej., la Poética de Aristóteles no intenta explicar sólo las tragedias de Sófocles, sino hacer una teoría sobre la tragedia.

CONCLUSIÓN

Como se ha detallado en este trabajo la crítica literaria no es otra cosa que un ejercicio de análisis y valoración razonada de una obra literaria en un medio de comunicación actual; por eso cabe distinguirla de la Historia literaria o Historia de la literatura, que realiza una crítica y valoración muy a posterior y frecuentemente de forma más documentada, científica y ecléctica.
Por ello, este trabajo se plasmó como un recorrido histórico de lo que ha sido la evolución de la crítica literaria, desde su nacimiento en manos de Aristóteles, hasta nuestros días, pasando por obras de Ferdinand de Saussure y Roland Barthes. Es por esto, entonces, que se trabajan puntos de vista como el marxismo y el feminismo en la actualidad.
Se debe recalcar que hasta la más mínima lectura de un texto sencillo implica en el interior de cada persona una crítica hacia este texto, o como dicen los psicólogos, una conducta, de la mano de Freud. 

BIBLIOGRAFÍA

Enlaces web

IberLetras: Lengua Castellana y Literatura:
http://www.iberletras.com/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=33

Wikipedia, La Enciclopedia Libre:
http://es.wikipedia.org/wiki/Cr%C3%ADtica_literaria

Real Academia Española: Diccionario de la Lengua Española – Vigésima Segunda edición:
http://buscon.rae.es/draeI/

Lengua y Literatura:
http://www.lenguayliteratura.org/hot/494/index.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Danos tu opinión?

Publicar un comentario